Tras el premio príncipe de Viana Patarroyo y familia visitaron en Parla el IES que lleva su nombre


Desde octubre de 2005 en que el centro educativo de la CAM cambiara su nombre por el del Premio Príncipe de Asturias colombiano, el investigador y descubridor de la primera vacuna química de la historia lo ha visitado en cinco ocasiones. Una semana antes, el Dr. Patarroyo recibía en Pamplona de manos de los Príncipes de Asturias y de Viana el Premio Internacional a la Solidaridad Príncipe de Viana. El IES que lleva su nombre ha tenido el privilegio de contar con la presencia de toda su familia, incluyendo su hija y nieta desplazados a España desde Chile.

IES Manuel Elkin Patarroyo de Parla: Una clase magistral

El pasado 10 de junio, el Premio Príncipe de Asturias colombiano Manuel Elkin Patarroyo, acompañado por su mujer María Cristina Gutiérrez (pediatra), sus hijos Manuel Alfonso (científico) y María Cristina (pediatra) y su nieta (hija de esta última) María Alejandra (de 10 años de edad), concluyeron su estancia en nuestro país tras la entrega del Premio a la Solidaridad Príncipe de Viana por SAR Don Felipe y Doña Leticia, con una visita oficial al Instituto de Enseñanza Secundaria Manuel Elkin Patarroyo de Parla, con motivo de su 25 aniversario.
Además del antiguo director del centro José Gallego y el actual responsable del mismo Santiago Jiménez, numerosas autoridades de la Comunidad de Autónoma de Madrid acompañaron este excepcional encuentro familiar con el creador de la primera vacuna química de la historia contra la malaria y coautor -junto a su hijo Manuel Alfonso Patarroyo, también presente en la visita al IES de Parla, y la Dra. Adriana Bermúdez- de una fórmula lógica y matemática para el desarrollo de inmunoprofilasis sintéticas contra todo tipo de enfermedades infeccionas (se conocen 517, de las que sólo 15 tienen vacuna), publicada recientemente (marzo de 2011) en la revista norteamericana Chemical Rewiews, que ha merecido el aplauso y reconocimiento de la Comunidad Científica Internacional y que permitirá salvar muchas vidas de los más de 17 millones de personas que anualmente mueren por estas infecciones.
Directores de Educación y de Hospitales de la CAM entre sus anfitriones
Durante las cuatro horas de permanencia en el centro que lleva su nombre, además de los numerosos estudiantes que en todo momento le arroparon con su cariño, abrazos, besos y admiración, Patarroyo prestó gran atención a una exposición de carteles sobre él dibujados por sus estudiantes y visito una exposición de tableros y fichas de ajedrez, diseñados y realizados por los alumnos del Departamento de Plástica.
En su recorrido -además de su familia- estuvo acompañado por la Directora General de Educación Secundaria y Enseñanzas Profesionales de la Consejería de Educación de la CAM María-José García-Patrón, el Director General de Hospitales de la Consejería de Sanidad de la CAM Antonio Bargueño, el Subdirector General de Archivos, Museos y Bibliotecas de la CAM: Antonio González y el alcalde en funciones de Parla José-María Fraile.
Desde que en octubre de 2005 este centro educativo, gracias al entusiasmo desplegado por  el profesor Juan Carlos Lerones entre los alumnos, cambiara su nombre de “Parla II” por el de “Manuel Elkin Patarroyo”, el investigador colombiano lo ha visitado en cinco ocasiones.
¡Actuar siempre “con el cerebro y con el corazón”!
El Dr. Manuel Elkin Patarroyo revolucionó el mundo de la ciencia, descubriendo la primera vacuna química contra la malaria de la historia y donando su patente a la Organización Mundial de la salud (OMS) para beneficio de la humanidad.
La familia del científico (Premio Príncipe de Asturias de Investigación más joven de la historia en 1994 y tres veces candidato a Nóbel) y sus acompañantes fueron agasajados por los profesores y responsables del centro educativo de Parla con un refrigerio en el patio de sus instalaciones.
En su intervención Patarroyo recalcó la importancia de la educación para la construcción de sociedades más prósperas y con mejores personas.  Hablo a los estudiantes del valor de saber “lo que uno quiere ser”, recomendándoles “disciplina de estudio, trabajo y esfuerzo”, y una profunda convicción de que cada uno puede conseguir y llegar a donde se proponga.
Recordó que siendo muy niño su madre le aconsejaba sobre las líneas de vida que debería seguir. “Tienes que tener siempre presente esto (señalando a la cabeza) y esto otro (señalando el pecho). Yo le decía ¡ya entiendo!: <<el sombrero y la billetera>>. Ella me respondía: ¡No hijo: <<el cerebro y el corazón>>”.
“Morir es desaparecer de la memoria. Gracias a vosotros mi recuerdo siempre estará vivo”
Finalizó su intervención agradeciendo la concesión de su nombre a este IES de Parla, porque la permanencia de su recuerdo entre las diferentes promociones de estudiantes que pasen por sus aulas, “hará posible que no muera nunca, porque morir es desaparecer de la memoria, y gracias a vosotros mi recuerdo siempre estará vivo”.
Posteriormente, la alumna Angy Pérez leyó una emotiva salutación, que concluyó manifestando: “gracias a personas con el Dr. Patarroyo, me siento orgullosa de ser colombiana”.
Concluido el acto el investigador colombiano (y español) recibió de manos del director Santiago Jiménez una placa conmemorativa, aprovechando para charlar, fotografiarse y saludar a los profesores y alumnos de “mi instituto”.

Javier Julio García Miravete

Escribo luego existo. Me apasiona la cultura y soy un empedernido luchador contra la injusticia y la corrupción. Admiro la sabiduría de los demás y a cuantos crean para la construcción de un mundo mejor. No me duelen prendas para reconocer en los demás méritos y virtudes, que me gustaría aprender de ellos. Soy un rebelde con causa siempre abierto a nuevos caminos y empresas. Periodista amante de la ciencia, el arte, la literatura, la fotografía, el cine, la música, el coleccionismo, los libros y papeles antiguos que me permiten reconstruir perfiles e historias de otros tiempos. Sueño con proyectos magníficos que me desbordan y que no logro activar por desintereses políticos. Desde aquí impongo mis normas sin someterme a protocolos. Escribo lo que quiero como quiero e intento ser libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducir »