Gervasio Sánchez: un ejemplo de compromiso fotoperiodístico con la vida (II)


Gervasio Sánchez toma partido, metiéndose de lleno en las historias que fotografía y documenta. Todo un ejemplo de periodismo fotográfico para las nuevas generaciones. Extremadamente humano, disciplinado y consecuente, sus imágenes rezuman dolor y humanidad. No tiene pelos en la lengua ni sirve intereses partidistas de ninguna índole. Provoca para intentar que actúen. La humanidad y la tragedia testimoniada en sus imágenes, merece un cambio de actitud universal. El fotógrafo cordobés considera que lo único importante de las guerras son las víctimas: ¡»todo lo demás es basura»!.

En el pasado Moratinos, se fue a Guinea Ecuatorial con Repsol y elogió a Obiang por negocios y dijo cosas vergonzosas

    
* Sobre la presencia del Presidente de Ruanda y genocida Kagame, entre la delegación de Naciones Unidas que durante 2010 viajó a España -junto a Bill Gates y demás amos del planeta- para luchar contra la pobreza ¿qué tiene que decir Gervasio Sánchez?
Sobre esta reunión con Zapatero y que entre Bill Gates y demás, aparezca el genocida presidente de Ruanda Kagame, elegido por Naciones Unidas para formar parte de una Comisión Internacional, es como si en 1945, cuando acabó la Segunda Guerra Mundial y se estaba sometiendo a juicio a los jerarcas nazis, se hubiera elegido a Hitler o uno de sus generales, como portavoz de Derechos Humanos. Naciones Unidas, es Naciones Unidas y esta es una situación inaceptable. Para conseguir que el orden financiero se responsabilice de pagar la factura del hambre y la desesperación, habría que cambiar las reglas del juego. Eso no se va a hacer. Fíjate que Milosewick, o Kagame (como tutti) es un genocida y los hutus que asesinaron a los tutsis en el 94 también lo eran, o Taylor en Liberia. De ahí surgió la Corte Penal Internacional para juzgar a esa gentuza. En el pasado Moratinos, se fue a Guinea Ecuatorial y de la mano de Repsol, elogió el régimen de Obiang, porque quieren hacer negocios. Se llevó una cohorte de periodistas y dijo cosas vergonzosas. Algunos empezaron a hacer información crítica y fueron llamados al orden por los vellones que le rodeaban. Y alabó el régimen. Dijo que había empezado una democratización, cuando unos meses después Obiang ganó con el 97,7% de los votos. La verdad es que esta vez, el dictador guineano perdió alguno y en vez de sacar el 98,1% como la anterior, bajó un 0,4% en electores.
Estamos en un mundo donde la política está conducida por mediocres y gentes sin escrúpulos. Los grandes mandatarios suelen ser gentuza que se han enriquecido con el poder y ahora son millonarios. Blair publicó unas vergonzosas memorias (con las que se forró aún más), donde es incapaz de aceptar su responsabilidad en grandes tragedias ocurridas en el mundo durante los últimos 15 años. Especialmente con Irak, y no solo con la invasión en 2003, sino con los bombardeos salvajes de finales de 1990 siendo Clinton Presidente de Estados Unidos.
* ¿Que es más hipócrita: crear armas de destrucción masiva “ficticias” y saltarse las resoluciones de Naciones Unidas, o enviar al ejército en misión de paz a Afganistán?
En Irak sabemos lo que ha pasado y a qué ha obedecido ese desastre. A partir de 2003 se decidió una fase dura. Hay que tener en cuenta que desde 1991 hasta 2003 Irák sufrió  sanciones económicas terribles que afectaron especialmente a la población civil. Sadam Hussein perdió la guerra del 91. Pese éstas y los bombardeos sobre Bagdad, en 2003 todavía estaba vivo, y prácticamente hacía lo que le daba la gana.
En Afganistán ha pasado algo parecido. Es un país que hace 30 años fue invadido por los soviéticos. Los americanos se metieron ahí para hacer la guerra fría y en el 89 -hace más de 20 años- cuando los rusos se marcharon, Estados Unidos también abandonó el país. En el momento en que el último soldado ruso dejó Afganistán, Norteamérica dejó de interesarse por un país que había armado hasta los dientes. Como toda esa maquinaria bélica estaba sobre el lugar, entre el 89 y el 96 -en que los talibanes ocuparon Kabul- se produjo una guerra civil en Afganistán. Por todas partes había milicias, señores de la guerra y criminales que se dedicaban a matar, violar y hacer desaparecer gente, ante la inoperancia absoluta de Naciones Unidas y las grandes potencias y el olvido absoluto de la presión internacional; hasta que los talibanes ocuparon Kabul.
Estaba allí cuando ocurrió y lo viví en primera persona. La población afgana no aplaudió a los talibanes, pero tampoco se quejó. Prefería un grupo armado que diez. De hecho pacificaron el país aunque establecieron un régimen brutal contra las mujeres y niñas. Pero, la gente estaba cansada de 15 años de masacres constantes y se sintió tranquila durante algún tiempo. En esta guerra se cometieron gravísimos errores, y al final Afganistán ha pagado el precio de aquellos terroristas que se beneficiaron del caos y la anarquía que imperaba. Pronto hará 11 años de la última guerra de Afganistán que empezó con el derribo de las torres gemelas en New York. En septiembre sólo saldrán éstas en los medios de todo el mundo. Muy poca gente se irá al país afgano para ver qué ha pasado durante este tiempo y analizar con contundencia las vergüenzas de occidente y el cinismo e hipocresía con que se ha actuado, convirtiendo a una sociedad destruida en responsable de toda una serie de locuras terroristas.
* ¿Háblame sobre Lady Di y su imagen en la campaña contra las minas antipersonales?
Ya no me preguntan tanto, pero en el 97 si me lo hicieron. Presenté Vidas Minadas en Septiembre, y Lady Di murió un mes antes. Además, coincidió con la campaña internacional por el Premio Nóbel de la Paz y estaba a punto de firmarse el Tratado de Ottawa. Lady Di estuvo en Huambo (Angola) y yo viajé un mes después. En el Recinto Ortopédico de Cruz Roja Internacional -repleto de mutilados por minas- me aseguraron que estuvo una hora. Iba con 50 fotógrafos y se hizo unas fotos con unas niñas. A la semana siguiente todas las revistas del corazón -incluso los diarios supuestamente serios- aparecieron con esas imágenes en portada. Una serie de organizaciones humanitarias consiguieron llevarla para esta puesta en escena. La Campaña Internacional contra las minas logró que en 1997 se firmase el Tratado de Ottawa porque centenares de miles de ciudadanos anónimos se coaligaron para ello. En el 91, cuando a Lady Di le importaba poco el tema, seis ONG´S iniciaron una campaña, es el camino y espero que pronto se alcance un tratado contra el control del mercado de armas.

Cuando ZP llegó vendíamos 450 millones al año en armas y ahora estamos en 1350 millones. Hemos pasado de la décima a la sexta potencia en negocios armamentísticos

* ¿Se fabrican en España bombas de racimo?.
Se estaban fabricando hasta 2008. Durante mi discurso, si ocurrió que a finales de ese mes -7 mayo de 2008- estaba apunto de celebrarse la Cumbre de Dublín, donde se iba a pactar el tratado contra las bombas de racimo, igual que se hizo en 1997 antes de firmar el Tratado de Ottawa. España -diga lo que diga Zapatero y el Ministro de Industria, quienes han triplicado la venta de armas- quería llegar a un acuerdo para que determinadas bombas de racimo no entrasen en el tratado. Algo parecido a lo ocurrido en el 96 con las minas, donde hubo dirigentes que intentaron que aquellas que se autodestruyen no entrasen en el acuerdo, porque las estaban fabricando y era un negocio redondo. Se montó una grande cuando Green Peace, Intermon Oxfam y Amnistía Internacional desenmascararon al gobierno español. Entonces era con Aznar, pero ahora pasa igual con Zapatero. Con toda su verborrea pacifista es la persona que más daño ha hecho en lo referente a la búsqueda de la justicia y la paz. Cuando llegó al poder había anualmente 450 millones de euros en armas españolas y ahora se venden 1350 millones. Hemos pasado de la décima a la sexta potencia del mundo en venta de armas.
* Los trabajos de Cultura de Paz, Setem, etc…sitúan a nuestros dos grandes bancos como los primeros inversores armamentísticos, mientras -por otro lado- patrocinan el desarrollo de fármacos, donan dinero contra la leucemia, esponsorizan ligas de fútbol, eventos artísticos, etc… ¿Qué opinión te merece este doble rasero?
No solamente el BBVA y SCH, también Caja Madrid y Banesto. Existen informes que demuestran claramente que los grandes bancos financian importantes proyectos armamentísticos. Para limpiar su imagen aparecen como grandes benefactores anunciando su lucha contra la injusticia, a favor de la paz, alianza de civilizaciones, etc… Toda la parafernalia dialéctica socialista tiene que ver con que somos los más generosos del mundo y están triplicando la venta de armas. Un nivel de cinismo e hipocresía que no tiene precio. Los grandes bancos, se dedican a ir a países de América Latina a comprar voluntades políticas y empresas a precios de saldo, corrompiendo gobiernos con toda inmunidad. La prensa en lugar de analizarlo, sitúa estos temas como tabúes. ¿Quien pone la pasta en esta gran tarta?. La publicidad. Diarios de referencia, cuando tienen informar sobre donaciones bancarias las ponen en titulares y a cuatro columnas, pero, cuando han de hacerlo de Paraísos Fiscales no aparecen ni en breves.
* José Saramago creó un nuevo vocablo en nuestra lengua: “los injusticiados” con motivo de un prologo para uno de tus libros. Me gustaría conocer los entresijos de esta historia
Fue algo curioso. Había conocido a Saramago un año antes, durante un seminario que dirigía el Juez Baltasar Garzón en El Escorial. Coincidimos en una mesa redonda. Para mi fue emotivo encontrarme con él y con Juan Goytisolo. Hablamos y tanto él como su mujer me cayeron muy bien. Yo estaba preparando un libro sobre la “Caravana de la Muerte”, en torno a los desaparecidos en Chile durante la dictadura de Pinochet. Le dije a mi editor ¿porqué no le pedimos el prólogo?, aunque me imagino que no va a tener tiempo. Me acuerdo que un sábado estaba en casa cuando sonó el teléfono y era Pilar del Río. Me dijo: “mira Gervasio te llamo muy emocionada porque José ha escrito un prologo para tu libro -lo vamos a mandar firmado por él- que te va a emocionar mucho. Cuando lo recibí, descubrí que era además de muy potente, magnífico. En él apareció este vocablo que de alguna manera “incluyó” en mi libro. Creo que cuando vio mi proyecto fotográfico, quedó muy dolido.
* ¿Eso me lleva a preguntarte sobre el juez Baltasar Garzón, porque tu próximo proyecto bucea entre las cloacas de los desaparecidos en todas las dictaduras, incluyendo la de nuestro país, por la que “por remover fosas” ha sido apartado y condenado?.
Me sorprende que todavía puedan ocurrir todas estas cosas. Mi caso ha sido curioso. Hasta 2008 siempre estuve trabajando en el extranjero en zonas de conflicto y nunca hice proyectos en España. De hecho, estoy en un proyecto de desaparecidos que empecé en el 84 durante mi primer viaje a centro América. Viajé a Chile en el 86. Estaba Pinochet en el gobierno y la represión era muy dura. Después me fui a Perú. En febrero de 2011 presenté un gran trabajo de muchos años y en el que están incluidos países como Argentina, Chile, Perú, Colombia, El Salvador, Guatemala, Irak, Bosnia y Camboya. Hace dos años y medio decidí que el epilogo de este proyecto iba a ser España. Estuve en Guatemala dos años después de salir de la guerra, vengo de Colombia un país que sigue en guerra, regreso de Argentina que ha tenido presiones militares tremendas y donde se están haciendo más cosas que en ese país llamado España que va por ahí como modelo de desarrollo y donde nos creemos la panacea mundial. Somos incapaces de solucionar un problema que viene desde hace setenta y tantos años. Nadie puede justificar ya este silencio porque hemos salido de una dictadura. En Noviembre de 2010 hizo 36 años que murió Franco. Estamos en la frontera donde llevamos casi los mismos años de democracia que tuvimos de dictadura, y este es un tema “olvidado”. Tenemos una clase política que ha demostrado una gran cobardía al no plantearse solucionarlo.
* ¿Qué valor otorgas a todo el trabajo previo hasta la promulgación de la Ley de la Memoria Histórica? 
Sólo tienes que preguntar a los grupos interesados ¿qué piensan?, y la pondrán a parir sin contemplaciones. Hasta el 2008 la búsqueda de desaparecidos de la Guerra Civil española, la estaban protagonizando asociaciones de ciudadanos, la mayoría nietos de esas personas. La primera asociación de esta índole se creó en León. En el año 2008 el Sr. Rodríguez Zapatero prepara una Ley de Memoria Histórica que es una “patata caliente” y sirve para muy poco. Todo está en manos de las asociaciones y cada una tiene que realizar prácticamente una investigación pericial para encontrar los cuerpos y luego pedir una subvención con un tope máximo: Cuando se te acaba tienen que esperar al año siguiente para buscar otra. Yo mismo he estado documentando una fosa cerca de Sevilla, que han tenido que abrir cuatro veces sabiendo que hay cuerpos todavía. Pero, se han visto obligados a volver a tirar tierra encima a cinco metros de profundidad, para esperar al próximo ejercicio y subvención para sacarla nuevamente y seguir trabajando. ¡Una auténtica locura!. Deberían haber preparado una ley, donde actuaran expertos en el tema. Me refiero a fiscales, autoridades judiciales y equipos de antropología forense (existen en España y son muy buenos). Y si no, haber pedido ayuda a Argentina, Guatemala o Bosnia que tienen más experiencia. Esto debería haberse empezado durante el segundo gobierno del PSOE (Felipe González) a finales de los 90, cuando llevábamos 15 años de democracia. El PP y el PSOE deberían haberse juntado -el resto de los partidos ya habían establecido una clara decisión- para solucionar este tema sin instrumentalizarlo políticamente. Felipe González y Alfonso Guerra jamás hicieron una declaración. No existe ningún pronunciamiento suyo al respecto, cuando muchas de estas victimas y desaparecidos eran socialistas.
En España vamos muy por detrás de América Latina en la recuperación de nuestra memoria histórica
* ¿Consideras que en este tema vamos por detrás de América Latina?.
Pero, muy por detrás. Estamos a años luz. En 1998 cuando varios integrantes de la Asociación de la Memoria Histórica de León fueron a entrevistarse con los responsables del PSOE y de la UGT en Castilla y León, y les plantearon apoyar esta iniciativa tan importante, el entonces Secretario Provincial del PSOE -José-Luís Rodríguez Zapatero- no tuvo ningún interés en el tema. En el 2008, elaboró una ley para instrumentalizarla políticamente y pasársela por la cara al PP. Los Populares -que han mantenido una actitud vergonzosa en este tema- parecían portavoces del franquismo. No se entiende. Hablamos de algo sucedido hace 35 años. Por desgracia, ahora en España, sacan restos humanos y no los pueden identificar (apenas ponen nombre a un 10%) porque sus familiares directos (hijos) están ya muertos. Se ha perdido el ADN y hay que recurrir a segundas generaciones. Si se hubiera hecho en el 75 seguramente se habría avanzado mucho más y tendríamos el problema prácticamente solucionado. Sin embargo, estamos peor que Guatemala y Colombia, que están: uno saliendo de una guerra brutal y el otro todavía en guerra. ¿Esto cómo se come, cómo se ve, cómo se aclara?. Ahora resulta que sobre nuestros muertos (los españoles) -Guerra Civil Española- somos incapaces de solucionar el tema. Estuve un mes entero en Colombia de fosa en fosa y no te puedes imaginar cómo aparecen los cuerpos. Y en Guatemala las mujeres -e incluso las niñas- están empaladas y violadas; y también emergen un montón de bebés y niños/as de corta edad. ¡¿Qué me van a contar nuestros políticos sobre barbarie?!.
* ¿Qué tipo de cámaras acostumbras a utilizar profesionalmente?.
Es curioso este mundo de la tecnología. Las únicas cámaras de primera mano que he comprado han sido digitales (las más caras). Hace dos años tenías un amigo que iba a New York y le decías: oye a ver si puedes traerme una cámara de tal marca. Le dabas un dinero, se iba y visitaba un mercado de segunda mano. Llegaba y con ellas trabajabas. Las mías son Nikon fundamentalmente.
* Háblame de tus últimas exposiciones por partida triple en León, Barcelona y Madrid
Por primera vez en España tres instituciones de gran prestigio se han unido para mostrar un trabajo documental y fotoperiodístico sobre uno de los más dolorosos dramas de nuestra época, que muy pocas veces tiene cabida en los principales informativos. Las imágenes han sido obtenidas en Chile, Argentina, Perú, Colombia, El Salvador, Guatemala, Irak, Camboya, Bosnia-Herzegovina y España. He intentado documentar la desaparición forzosa desde diferentes ángulos. He visitado centros de detención clandestinos, he contactado con centenares de familias que me han permitido fotografiar objetos personales de sus desaparecidos que guardan como oro en paño, he estado presente en duras exhumaciones, he podido documentar el proceso de identificación y he acompañado a familias cuando han recibido las urnas con los restos de sus seres queridos identificados y los han podido enterrar con la dignidad merecida. Como digo en el prólogo Desaparecidos es el proyecto más duro al que me he enfrentado en mi vida profesional y es muy posible que parte de mi también haya desaparecido para siempre durante su realización. He visto tanto dolor que llego a una triste conclusión: mi trabajo apenas describe una parte ínfima de este drama como si fuera poco menos que una lágrima en un gran río de silencio, desesperación y dignidad. El primero de esta trilogía editorial se titula “Desaparecidos”, el segundo “Víctimas del olvido” y el tercero “La Caravana de la Muerte. Víctimas de Pinochet”.
Artículos relacionados:

Javier Julio García Miravete

Escribo luego existo. Me apasiona la cultura y soy un empedernido luchador contra la injusticia y la corrupción. Admiro la sabiduría de los demás y a cuantos crean para la construcción de un mundo mejor. No me duelen prendas para reconocer en los demás méritos y virtudes, que me gustaría aprender de ellos. Soy un rebelde con causa siempre abierto a nuevos caminos y empresas. Periodista amante de la ciencia, el arte, la literatura, la fotografía, el cine, la música, el coleccionismo, los libros y papeles antiguos que me permiten reconstruir perfiles e historias de otros tiempos. Sueño con proyectos magníficos que me desbordan y que no logro activar por desintereses políticos. Desde aquí impongo mis normas sin someterme a protocolos. Escribo lo que quiero como quiero e intento ser libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducir »